Twilight PrincessGuía De vuelta a Kakariko

De vuelta a Kakariko

De vuelta a KakarikoLa vuelta a Kakariko es bastante peligrosa, ya que no sólo tendrás que ocuparte de llegar hasta allí sano y salvo, sino que además deberás proteger el carro en el que viajan IliaTelma y el Zora enfermo.
Al inicio del recorrido aparecerás montado en tu caballo junto al carro. Adelántate hasta llegar al Gran puente de Hylia y allí deberás enfrentarte a un enemigo montado en una bestia.
A diferencia del duelo anterior esta vez no podrás usar la espada, ya que tu enemigo estará fuertemente protegido. Para vencerle lánzate contra él a galope tendido y usa el Arco para lanzarle flechas. Cuando te encuentres cerca de él deselecciona el arco y esquívale.

Tras dos impactos lograrás tirarle del puente, obteniendo así la Llave del portón.
Luego sigue avanzando junto al carro usando el Arco para acabar con los enemigos que os lanzan flechas de fuego. Si una de esas flechas llega a dar al carro comenzará a arder. Entonces selecciona el Bumerán y lánzaselo al carro para apagarlo (fijándolo previamente con Z).
En la parte de arriba de la pantalla verás un indicador del fuego que hay en el carro. Apágalo antes de que llegue al final o el viaje acabará trágicamente.
Avanza de esa forma por el único camino posible hasta encontrar un portón cerrado.
Luego baja del caballo, ábrelo con la llave que conseguiste anteriormente, y así podréis salir a la Pradera de Hyrule perteneciente a la Región de Farone.
Una vez allí sigue al carro y protégele de los enemigos montados en bestias que os van a atacar. Usa la espada cuando estén cerca, el Arco cuando estén lejos y el Bumerán cuando el carro se ponga a arder tras recibir una flecha enemiga.
Avanza de esa forma hasta que el carro vuelva a detenerse frente a un nuevo portón y ábrelo de la misma manera que antes. Así podréis entrar todos en el pueblo de Kakariko.

Una vez allí verás unas secuencias en las que verás como Leonardo, el clérigo del pueblo, se ocupará del Zora enfermo y de la memoria de Ilia. Además, recibirás la visita de Rutela, el espíritu de la ex soberana de los Zora.
Cuando las secuencias acaben sigue al espíritu de Rutela hacia el Cementerio de Kakariko.

Una vez en el cementerio continúa siguiendo al espíritu hasta el final, lugar donde encontrarás una piedra que el espíritu se encargará de hacer desaparecer. De esa manera podrás acceder a un estanque secreto.
Una vez ahí ve hacia una lápida que hay al fondo y entonces el espíritu de Rutelate concederá el Traje Zora, vestimenta con la que podrás permanecer bajo el agua tanto tiempo como quieras.
Regresa ahora al pueblo de Kakariko y entra en el taller de Don Mechas para comprar un nuevo tipo de explosivos: las Bombas Submarinas.
Si tienes dos Sacos de Bombas mete en uno de ellos bombas de este tipo, y si sólo tienes uno cambia las que tengas dentro por estas nuevas, porque te van a hacer falta (pincha en 2º Saco de Bombas para saber cómo conseguirlo).
Una vez tengas Bombas Submarinas tienes que regresar a la Región de Lanayru y dirigirte al Lago de Hylia.
Lo más rápido es regresar al estanque secreto del Cementerio de Kakariko, bajar hasta el fondo con las Botas de Hierro (y el Traje Zora puesto, claro) y destruir una roca que hay al norte con una Bomba Submarina. Así encontrarás un atajo que te llevará directamente al lago.