The Minish CapGuia Enfrentamiento final

Enfrentamiento final

Enfrentamiento final

Vuelve de nuevo a los jardines del castillo y esquiva a los soldados para llegar a la entrada secreta del Santuario.

Dentro del Santuario pon la espada en el pedestal y conseguirás atribuirle los cuatro poderes. Al hacerlo conseguirás que tu espada se convierta en la espada cuádruple.

Tras conseguirla, se abrirá la compuerta que hay arriba, y al final del camino encontrarás una vidriera. Al acercarte a ella te contarán una historia. Después aparecerá Vaati y te dejará inconsciente (al principio aparecerá convertido en el rey).

Después sal del Santuario y encontrarás al secretario real y a dos soldados petrificados. Carga la espada y lanza la energía contra ellos para devolverlos a su estado normal.

Después métete por la puerta de abajo y verás que el castillo ha cambiado. Ahora se llama “Castillo de Hyrule Tenebroso”.

Sube las escaleras que hay a la izquierda y continúa hacia arriba atravesando la zona de las aspas de fuego para llegar a una habitación en la que hay tres calaveras que se convierten en enemigos. En esta habitación pon una bomba en la grieta de la derecha y llegarás a otra habitación en la que hay una plataforma para hacerte pequeño.

Siendo pequeño, vuelve a la habitación de las aspas de fuego, y tírate por el agujero para caer en la planta de abajo.

Un poco más arriba de donde caes, hay un pequeño agujero en la pared por el que te tienes que meter para llegar al interior de una celda en la que hay una plataforma para hacerte grande, y un interruptor en el suelo.

Pisa el interruptor y se abrirán todas las celdas. Entra en la derecha y encontrarás al rey petrificado. Carga la espada y lanza su energía contra el rey para que vuelva a su estado normal. Después habla con él y te dará una llave pequeña.

A continuación métete por la puerta que hay a la izquierda para volver a la planta superior. Ve todo el camino hacia abajo y métete por la puerta que hay en la pared de abajo (anteriormente verás otras dos puertas, pero son falsas).

En la parte de abajo de la habitación hay un cofre azul que contiene el mapa de la mazmorra y un poco antes hay una puerta por la que debes entrar para llegar a la habitación principal del castillo.

Entra por la puerta de arriba de la habitación principal y continúa hacia la izquierda. Al final verás que el camino está cortado por unas columnas y unas estatuas que lanzan bolas. Crea dobles de Link y golpea con la espada a las bolas negras para que reboten y destruyan las estatuas que las lanzan.

Después continúa hacia adelante y llegarás a una habitación en la que tienes que pisar todas las baldosas una sola vez para que la puerta de la derecha se abra.

En la siguiente habitación crea dobles de Link y pulsa los cuatro interruptores de abajo para que aparezca un cofre que contiene una llave pequeña.

Salta al nivel inferior de la habitación y métete por la puerta de la pared de abajo.

A continuación métete por la puerta con cerradura que hay a la derecha. Métete por la puerta de arriba y veras baldosas para crear dobles y cuatro estatuas que lanzan bolas.

Crea tres dobles y avanza hacia arriba de forma que cada un de ellos se quede delante de una estatua. Golpea con la espada para que reboten las bolas y destruyan las estatuas. Al hacerlo desaparecerán las columnas que te impiden pasar y llegarás a una habitación en la que hay muchos enemigos.

Destrúyelos a todos y pon una bomba en la esquina inferior izquierda para que se haga un agujero por el que poder avanzar.

Avanza y sube por la escalera que hay al final.

En la habitación a la que llegas hay un trono y un enemigo muy grande que tendrás que destruir para que se abran la puertas (en la habitación de la derecha hay un cofre azul que contiene la Brújula).

Tras destruir al enemigo, empuja el trono hacia la derecha y aparecerá una escalera de bajada.

Después tienes que avanzar por el único camino existente y llegarás a una puerta por la que llegarás a la planta superior.

Más adelante encontrarás una habitación en la que hay remolinos que tienes que usar para planear y llegar a la parte de abajo.

En la siguiente habitación crea dobles de Link para poder empujar un gran bloque de piedra y métete por la puerta de abajo.

Después usa los remolinos para planear y llegar hasta la plataforma que hay al sur.

Una vez en suelo firme, ve a la izquierda y dispara una flecha al interruptor que está a la izquierda del abismo para desplegar un puente. Después métete por la puerta que ves tras cruzar el puente.

Crea dobles de Link para activar los cuatro interruptores que abren la puerta de arriba.

En la siguiente habitación destruye a los dos enemigos que están armados con bolas de pinchos para que se abran las puertas de los lados y aparezca un transportador rojo que te lleva a la entrada del castillo.

Ve una habitación a la izquierda y una hacia arriba.

En esta habitación verás unos bloques agrietados al otro lado de un abismo. Lanza bombas hacia los bloques cuando estén a punto de explotar. Para abrir la puerta de la pared de arriba tienes que subir en la plataforma móvil y saltar cuando llegue al final del recorrido para subir a lo alto de la reja. Una vez arriba dispara flechas a los dos interruptores.

Después ve una pantalla arriba, una a la derecha y una hacia arriba. Aquí encontrarás un enemigo bastante grande y cuando le destruyas se abrirá la puerta de arriba y aparecerán muchos enemigos parecidos en diferentes habitaciones (también aparece un transportador azul que te lleva a la entrada del castillo).

Después sigue una habitación abajo y otra a la derecha. Destruye a los dos soldados y continua hacia el norte. En la siguiente habitación enciende todos los pebeteros usando el candil, y se abrirá la puerta.

En la siguiente habitación destruye los fantasmas para que se abra la puerta de la derecha y al final del camino encontrarás un cofre que contiene una llave pequeña.

Después vuelve a la habitación donde apareció el transportador azul. A continuación ve una habitación abajo, una a la izquierda y destruye al enemigo para que se abra la puerta de arriba.

En la pared de arriba de la siguiente habitación verás cuatro ojos. Dispárale flechas rápidamente para que los cuatro se queden cerrados y la puerta de la izquierda se abrirá.

En la siguiente habitación empuja los bloques y tírate por el agujero que hay en el suelo. Después métete por la puerta de arriba para volver a la planta superior y entra en la puerta que hay a la izquierda para llegar a una habitación en la que hay un cofre que contiene una llave pequeña.

A continuación vuelve a la habitación anterior y ve una habitación a la derecha y tres hacia abajo. Derrota a los dos enemigos y continúa hacia abajo para llegar a otra habitación en la que tienes que pisar las baldosas en un orden determinado para que se abra la puerta de salida.

Después avanza dos pantallas hacia abajo y llegarás al exterior del castillo. Ve hacia la izquierda y entra por la puerta que hay al final.

En esta habitación hay dos puertas, y si entras por la de la izquierda encontrarás una llave pequeña.

Después vuelve hacia atrás hasta llegar a la habitación donde te enfrentaste a los dos últimos enemigos grandes y sigue dos habitaciones hacia la derecha para enfrentarte al último guardián grande.

Tras destruirle, ve hacia abajo. Llegarás a una habitación en la que tienes que crear dobles de Link para activar cuatro interruptores que hay en la parte de abajo. Tras hacerlo métete por la puerta de la derecha.

En la siguiente habitación pisa el interruptor y métete por la puerta que se abre para conseguir otra llave pequeña.

Vuelve hasta la habitación donde está el transportador azul y avanza una habitación hacia arriba.

En esta habitación tienes que usar las cuatro llaves pequeñas para que desaparezcan cuatro bloques con cerradura y después tienes que crear dobles de Link para empujar el bloque de piedra hacia la izquierda. Al hacerlo podrás abrir el cofre azul que contiene la llave grande.

Ahora vuelve hasta la habitación donde está el transportador rojo y abre la puerta de arriba.

En la primera habitación tienes que destruir a un enemigo que está armado con una bola de pinchos. En la segunda habitación tienes que crear dobles de Link para pisar los cuatro interruptores que hay en la parte de arriba. En la tercera tienes que destruir a tres grandes guardianes.

Cuando los destruyas, entra por la puerta de arriba y verás a Vaati al lado de la princesa Zelda petrificada.

Cuando Vaati te vea, caerás por un agujero y aparecerás en una habitación en la que te enfrentarás a él.

Para derrotarle en su primera transformación, tienes que destruir los ojos que le rodean y tras hacerlo le aparecerá un ojo grande en el pecho al que debes golpear con la espada (de vez en cuando los ojos estarán dentro de una bola negra que tienes que absorber con el jarrón mágico).

En la segunda transformación le tienes que disparar flechas a las bolas azules que rodean al gran ojo. Cuando aparezcan cuatro bolas rojas crea dobles de Link y golpéalas para que desaparezcan. Cuando desaparezcan golpea repetidamente con la espada al ojo gigante.

Tras destruirlo la segunda vez, aparecerás junto a la princesa Zelda y la tendrás que devolver a su estado normal (cargando la espada y lanzándole la energía).

Después tienes que salir por el Santuario ya que es el único camino por el que se puede avanzar, pero justo antes de entrar aparecerá Vaati en su tercera transformación.

Para derrotarle, tienes que esperar a que hunda uno de sus brazos en el suelo.

A continuación usa el bastón revés sobre el brazo que está solo, y se dará la vuelta apareciendo una puerta por la que puedes entrar siendo pequeño. Dentro verás varios enemigos aparentemente iguales, pero hay uno que tiene una mancha roja en el centro. Es a ese enemigo a quien tienes que destruir para que desaparezca el brazo.

Después haz lo mismo con el otro brazo.

Cuando sólo quede el ojo central, crea tres dobles de Link y golpea las bolas de energía que lanzan los cuatro ojos pequeños para devolvérselas de nuevo. A continuación golpea con la espada al ojo grande.

Repite este proceso varias veces y conseguirás destruirle.

Al destruirle acabarás la aventura y te darán la opción de salvar el juego.

Nota: Aunque lo salves siempre empezarás antes del combate final. Esto ocurre por si quieres seguir jugando para conseguir todos los objetos del juego.